Pesquisan anomalías visuales en población escolar en riesgo

Un centenar de estudiantes de la enseñanza básica y media se beneficiaron con esta intervención que, entre mayo y junio, implementaron los estudiantes de la mención de Oftalmología y Optometría de la Escuela de Tecnología Médica UDP.

“A mi parecer, este operativo es un aporte muy grande para la formación del estudiante, ya que, además de enfrentarse a un paciente real, se ve expuesto a situaciones que no son las comunes. Por ejemplo, se ve reforzado en su labor profesional al tener que organizar un proyecto y asumir temas de gestión como el equipamiento del box, de cómo se va a atender a los pacientes y del procesamiento de los datos estadísticos que conlleva un trabajo no asistencial. Además, es difícil realizar esta asignatura ya que cada vez hay menos centros que realicen estudios de estrabismo; por ende, se valora tener estas oportunidades”, declaró el TM Ignacio Venegas, profesor de la asignatura de Estrabismo II, incluida en la malla curricular de 4° año de la mención de Oftalmología y Optometría de la Escuela de Tecnología Médica UDP.

Quienes también se beneficiaron de esta intervención son los escolares del Colegio Polivalente Santa Teresa de Jesús de los Andes, a excepción del 1° y 6° básicos y de 2° medio, quienes quedan cubiertos por un plan de atención en salud de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB). Tampoco se pudo evaluar a 3° y 4° medios, por disposición del colegio. En otras palabras, un total de 100 luego de pasar por un primer filtro realizado por la enfermera del colegio. Según el docente Ignacio Venegas, “ella realizó una detección de los posibles candidatos por medio de una evaluación visual rápida, determinando qué niños veían menos y que niños presentaban alguna anomalía”.

De modo que, durante todos los martes de mayo -a partir del 9-, y hasta el pasado 6 de junio, 16 estudiantes en total, separados en grupos de 4,  y siempre bajo supervisión docente, estuvieron realizando estas pesquisas con el fin de establecer la “sospecha diagnóstica” en un informe que también consigna el nivel de derivación en las categorías de “urgente”, “medianamente urgente” o “leve”. Cabe señalar que este documento se enviará durante la próxima semana tanto a las autoridades del colegio como a la Fundación Mano Amiga, a la cual éste pertenece, para que a través de ellos se notifique a los apoderados.

Es así como, según cifras preliminares, muy pocos clasificaron en estado de “urgencia” y pocos, en “medianamente urgente”, cifras que se conocerán con exactitud al entregarse el informe. Al respecto, el TM Ignacio Venegas sostuvo: “A pesar de que es un porcentaje bajo, es de mucho riesgo porque los niños están en la etapa de desarrollo visual crítico; entonces, si no se hace enseguida el tratamiento, esos niños van a quedar con menos visión en un ojo o con una supresión ocular que les va a producir, más adelante, un problema permanente que, cuando adultos, ya no se puede tratar. Es importante subrayar que, en ambos casos, si no se tratan estas situaciones, las lesiones son permanentes”.

La buena noticia es que, de confirmarse por un médico oftalmólogo la sospecha diagnóstica en pérdida de agudeza visual por medios refractivos y en desviación ocular –las dos anomalías más recurrentes-, estos niños podrían tratarse gratuitamente en el sistema público dado que son patologías cubiertas por las Garantías Explícitas en Salud (GES), al ser menores de 9 años.

“La mayoría de los casos de disminución o pérdida de agudeza visual se detectaron en 7° básico y pueden desarrollarse por múltiples factores como herencia, a causa de un vicio de refracción que no se corrigió cuando más pequeño o deberse a un problema de crecimiento, porque el ojo deja de crecer a los 21 años; entonces, a una edad más temprana, el ojo aún no tiene el largo definitivo, por lo que se pueden presentar vicios de refracción asociados, o sea necesidad de lentes. Incluso, también se pueden necesitar lentes para tratar una desviación ocular, que es la otra anomalía que también evaluamos”, comentó el docente de la asignatura Estrabismo II.

Tan motivados quedaron con esta actividad, que ya piensan replicarla en el segundo semestre de este año. La idea sería trasladar el operativo hasta un colegio de la comuna de La Florida, el cual organizarán en conjunto con el Centro de Salud Familiar (CESFAM) Los Castaños, donde la UDP tiene un módulo docente asistencial. En este caso, participarán los estudiantes de la asignatura Estrabismo I, de 3° año.

Revisa aquí álbum completo de fotografías.

TM Ignacio Venegas, docente titular de la asignatura de Estrabismo I de la mención de Oftalmología y Optometría de la Escuela de Tecnología Médica UDP.

TM Ignacio Venegas, docente titular de la asignatura de Estrabismo II, de la mención de Oftalmología y Optometría de la Escuela de Tecnología Médica UDP.

La intervención se realizó sobre un total estimado de 100 escolares del Colegio Polivalente, previamente seleccionados.

La intervención se realizó sobre un total estimado de 100 escolares del Colegio Polivalente, previamente seleccionados.