A la Búsqueda de las Herramientas de Consenso

Verificar que los procedimientos de medidas realizados en los laboratorios sean más cercanos a un valor verdadero fue el objetivo de este taller organizado por la Escuela de Tecnología Médica UDP.

Cuando un paciente acude a un laboratorio clínico para realizarse un examen médico, ¿puede confiar en que el resultado será el mismo, indistintamente del laboratorio  elegido? La respuesta es, simplemente, no siempre. Los argumentos en que se sustenta dicha respuesta fueron el eje temático del taller “Análisis y Seguimiento del Control de Calidad Externo en Procedimientos Cuantitativos”, que se realizó el pasado sábado 19 de marzo, en el Laboratorio N° 302 de la Escuela de Tecnología Médica de la Facultad de Salud y Odontología de la Universidad Diego Portales (UDP).

De allí la importancia de la convocatoria, con carácter restringido, y a la que respondieron diez tecnólogos médicos provenientes no sólo de Santiago –Hospital Barros Luco Trudeau y Laboratorio Vival, preferentemente-, sino también de las regiones 6ª y 7ª. “Decidimos que fuese así por dos razones: la primera, para afianzar los campos clínicos; y, la segunda, porque queríamos conferirle un nivel más elevado respecto de otras actividades que hemos realizado, en el sentido de acotarlo a profesionales que trabajen en este sistema de control de calidad externo, ya que nuestro propósito fue consensuar ciertas opiniones y usos de las herramientas de control de calidad externo para laboratorio clínico”, sostuvo el TM Guillermo Quiroga, docente de la Escuela de Tecnología Médica UDP y responsable del taller.

Luego de la charla teórica, a cargo del mencionado profesor y de un consultor externo, los asistentes fueron divididos en micro grupos para dar inicio a la parte práctica, supervisada por los académicos TM Guillermo Quiroga, TM Pedro Cortés y TM Edison López. Los participantes trabajaron sobre la base de casos de la vida real aportados por la propia Escuela de Tecnología Médica UDP. “En esta primera versión quisimos hacerlo más acotado desde el punto de vista de concurrencia y temáticas. La idea es que, más adelante, en una segunda versión, ampliemos estas dos variables y sean los propios asistentes quienes aporten sus casos prácticos. Cada cual tiene sus problemáticas y el objetivo del taller es ver qué podemos hacer y cómo alcanzar la mejor opción posible para cada uno de ellos”, precisó el TM Guillermo Quiroga.

Respecto de la importancia de este taller, inédito a la fecha y totalmente gratuito, el experto manifestó: “El control de calidad externo del laboratorio clínico es una forma de verificar que los procedimientos de medidas que se realizan en los distintos laboratorios sean los más cercanos a un valor verdadero. Para hacerlo, hay distintas herramientas estadísticas. Y esas distintas formas muchas veces difieren entre los laboratorios. Por lo tanto, la idea del taller era llegar a consensos, en el sentido de saber qué se hace en el resto de los laboratorios del mundo y cómo sacarle provecho a las herramientas que ya existen. Y ese conocimiento llevarlo a tu laboratorio, a tu realidad, a tu experiencia”.

Consensos que resultan fundamentales a la hora de entregar el resultado de un examen médico y del cual depende el tratamiento que se prescribirá. De allí la necesidad -a juicio del organizador de este taller- de que todos los laboratorios se apoyen en una plataforma común, siendo las más utilizada el Programa Externo de la Calidad del Instituto de Salud Pública (ISP). Al respecto, el TM Guillermo Quiroga sostuvo: “En el taller optamos por saber qué es lo que se hace y cómo podemos optimizar las herramientas, dependiendo del caso. Por eso analizamos situaciones problemáticas, como un caso de determinación de colesterol en un laboratorio equis, donde se dieron cuenta de que lo que estaban midiendo no era lo correcto. Entonces, para determinar qué ocurrió, hubo que hacer una mezcla de las herramientas, considerando cálculos y aplicando estadísticas, porque hay diferencias sustantivas entre lo que ocurre de un laboratorio a otro y hay que hacerse cargo de ellas. Por ejemplo, un laboratorio puede afirmar que un paciente no tiene un nivel de colesterol alto, mientras que otro laboratorio puede demostrar lo contrario. Y eso pasa”.

Con todo, se han hecho avances en la homologación de las herramientas de control de calidad externo tendientes a reducir la brecha entre lo que ocurre en Santiago y regiones; y, su vez, entre nuestro país y los países que están a la vanguardia en dichos temas. “Esta brecha entre Santiago y regiones se nota en cosas sustanciales de conocimiento, de aplicar las herramientas. No obstante, en regiones igual pasan cosas interesantes. Es el caso del Hospital de La Serena, a la vanguardia en algunos temas y que se perfila como un ejemplo para otras regiones, incluso para Santiago. Por eso nos interesa invitar, cada vez más, a gente de regiones. Incluso, si se presenta la oportunidad, nosotros estamos abiertos a ir hacia ellas, porque estamos en sintonía de remar para un mismo lado y poder hacer un mundo mejor dentro de lo que es la métrica, la metrología del laboratorio clínico”, aseguró el experto de la Escuela de Tecnología Médica UDP.

Sintonía que ha comenzado a dar frutos, en opinión del docente: “En el último tiempo, hemos avanzado mucho. No obstante, nos hace falta más conversar entre nosotros –como lo estamos haciendo- para llegar a consensos. Y por eso estamos haciendo estas instancias de reunión. En esta misma frecuencia está, también, el Ministerio de Salud (MINSAL). Al respecto, en febrero del año pasado se emitió, en el Diario Oficial, una recomendación sobre el control de calidad interno y el control de calidad externo. Y, precisamente, es esa recomendación la que tenemos como referencia en nuestros talleres. En definitiva, lo que nosotros estamos haciendo es concientizar, realizar y utilizar las herramientas que existen y que muchos de los colegas tienen a su disposición, a las que sin embargo no les están sacando todo el provecho”, concluyó.