Se abren nuevos caminos al concluir un mismo recorrido

Durante la ceremonia, los estudiantes de las tres menciones de la Escuela de Tecnología Médica UDP recibieron sus insignias y realizaron la promesa del investido, comenzando así otra etapa académica.

Luego de permanecer dos años en el ciclo básico, adquiriendo conocimientos generales, los estudiantes de la Escuela de Tecnología Médica perteneciente a la Facultad de Salud y Odontología de la Universidad Diego Portales (UDP) se enfrentaron a una decisión: ¿qué especialidad seguir? Hoy, al inicio del 3° año, la respuesta los situó en una de estas tres menciones: “Laboratorio Clínico, Hematología y Banco de Sangre”, “Imaginología y Física Médica” y “Oftalmología y Optometría”. Casi de inmediato, vivieron el trascendental acto que les permite llevar por primera vez en su vida académica –ad portas ya de sus prácticas clínicas- el tradicional uniforme color burdeos, que los distingue de otros profesionales del área de la salud.

Ese fue el sentido de la Ceremonia de Investidura, realizada el pasado viernes 22 de abril en el Auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra de la UDP, ante la presencia de autoridades como la profesora Yasna Carrión, Decana de la Facultad de Salud y Odontología UDP –quien es, asimismo, tecnóloga médica de profesión- y del Equipo Directivo de la Escuela de Tecnología Médica, encabezado por la Directora TM Ph Francisca Silva, además de profesores, estudiantes y familiares.

Precisamente, la Decana Yasna Carrión fue la primera en intervenir, destacando en su discurso la relevancia del paso dado por los estudiantes de 3° año: “Este cambio fundamental corresponde a una parte del proceso educativo en donde entran a mención y tienen actividades de carácter profesional, porque ingresan al círculo profesionalizante de la carrera, que les enfrentará a situaciones y exámenes clínicos, al igual que al inicio de la relación con los pacientes”.

Asimismo, la máxima autoridad de la Facultad de Salud y Odontología hizo hincapié en las consecuencia a largo plazo de este acto solemne: “La ceremonia de investidura es parte de la tradición cultural  en el área de la salud y de nuestra Escuela, pues es una ceremonia cargada de simbolismo que genera identidad, pertenencia, y se traduce en la adquisición de compromisos responsables, serios con la vocación, con los pacientes, con la sociedad y con ustedes mismos”.

Similar fue la apreciación de la Directora Francisca Silva, quien sostuvo que “este evento marca -para todos quienes lo hemos vivido- un compromiso ineludible de responsabilidad, perseverancia, paciencia y amor por el otro; todas ellas virtudes, dones y vocaciones propias de cualquier profesional de la salud”.

Por otra parte, profundizó en el simbolismo asociado a este acto y en el sello particular que la Escuela de Tecnología Médica UDP confiere a sus estudiantes, aportándoles un valor agregado que los diferencia de otros profesionales. Al respecto, afirmó: “La insignia que hoy se les entrega simboliza los valores institucionales de la Universidad Diego Portales: respeto por la libertad de pensamiento frente a las distintas creencias, dignidad e igualdad de las personas, demostrando opciones autónomas hacia la comunidad académica y estudiantil, rechazando toda forma de discriminación arbitraria. Todos estos valores forman parte fundamental de la atención en salud. Cada uno de ustedes, desde su mención, deberá vivir estas acciones en su trabajo diario y, sin duda, es lo que los definirá y diferenciará, no sólo como egresados de nuestra casa de estudios, sino como personas para el resto de sus vidas”.

A continuación, los profesores TM Fabián Muñoz, TM Robinson Sandoval y TM Sylvia Artillería, coordinadores de las tres menciones, entregaron las piochas a los 54 estudiantes de “Laboratorio Clínico, Hematología y Banco de Sangre”; 28 de “Imaginología y Física Médica”; y 17 de  “Oftalmología y Optometría”, respectivamente.

Enseguida se desarrolló la tradicional “Ceremonia de la Luz”, que fue guiada por los profesores TM Erwin Landskron y TM Ph Pamela Cornejo, Secretario Académico y Secretaria de Estudios de la Escuela de Tecnología Médica UDP, y en la que se tomó la promesa del investido.

En tanto, el estudiante de 3° año de la mención de “Imaginología y Física Médica”, Mauricio Silva, se dirigió a los presentes, recordando los momentos más significativos vividos a la fecha en el ciclo básico. “Durante este proceso hemos visto cómo algunos de nuestros compañeros y amigos se han quedado en el camino de elegir su mención. Sin embargo, hoy vemos reflejado todo el esfuerzo y la pasión de dos años de sacrificio, teniendo nuestro lugar en esta ceremonia”, comentó.

El último discurso fue pronunciado por Luisa Álvarez, Vicepresidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Tecnología Médica (CETEM), quien apeló al futuro compromiso profesional en temas propios del gremio: “El llamado que se nos hace como integrantes de esta sociedad no es solamente a desempeñar una buena labor como profesional, sino también a velar por la aplicación de políticas justas en salud, siendo un aporte desde nuestra disciplina a la sociedad. Es en este punto donde quiero instarlos a involucrarse en los temas que nos afectan directamente como futuros tecnólogos médicos, esto es la exclusividad universitaria y la no inclusión dentro de los profesionales en los Servicios de Atención Primaria de Urgencia de Alta Resolución (SAR), así como la defensa y validación del rol del tecnólogo médico”, afirmó.

Al término de la ceremonia, se entregaron diversos reconocimientos a los mejores estudiantes del ciclo básico, recayendo en Francisco Carreño Rojas, Carolina Núñez Morales y Felipe Manríquez Quiñones, de las menciones de “Laboratorio Clínico, Hematología y Banco de Sangre”, “Imaginología y Física Médica” y “Oftalmología y Optometría”.