Obstetricia y Neonatología UDP se convierte por primera vez en la carrera con mayor número de postulantes por cupo a nivel nacional

Cifras fueron reveladas esta semana por el SUA, confirmando una tendencia de hace años, donde las carreras del área de la salud se perfilan entre las más requeridas gracias a su alta empleabilidad.

En el contexto del proceso de admisión 2019 a las universidades chilenas, y a la luz de las cifras proporcionadas por el Sistema Único de Admisión (SUA), Obstetricia y Neonatología UDP se posición este año, y por primera vez, como la carrera con mayor número de postulantes por cupo a nivel nacional, con 39.8, convirtiéndose así en la carrera más requerida en la UDP, incluso por sobre Ingeniería Comercial, ubicándose ambas en los lugares 11 y 12 del ranking, respectivamente. De esta forma, se confirma la tendencia reflejada en los últimos tres años, donde esta carrera perteneciente a la FACSyO fue perfilándose como una de las favoritas gracias a su alta empleabilidad.

Noticia que, sin duda, se recibió con gran alegría en el Equipo Directivo de la Escuela, liderado por la Directora Mat. Marcela Puentes. Al respecto, sostiene: “Para nosotros, posicionar la Escuela de Obstetricia y Neonatología como la más buscada por los posibles postulantes es una gran noticia que nos da mucha satisfacción y nos alegra mucho, porque refleja que el trabajo que se ha ido realizando tiene un reconocimiento externo de los pares, por una parte, y de los posibles postulantes, que son todos los estudiantes que salen de cuarto medio”.

A su juicio, estas cifras dan cuenta del prestigio de la UDP que impulsa a los postulantes a optar por la carrera en esta institución de educación superior, considerando que recién tiene dos generaciones de egresadas en el mercado –este año se suma la tercera- y que las vacantes ofertadas son mucho menos que en otros programas. “Creo que una de las bases más importantes es la institución, porque los estudiantes postulan muchas veces motivados por la institución que alberga la carrera. En ese sentido, me parece que la Universidad Diego Portales se visualiza socialmente como una institución pluralista y que, al entrar en la gratuidad, busca también distintas miradas representativas de los segmentos económicos que estudian sus aulas. A ello se suma que ya tenemos una tercera generación de egresadas, contribuyendo a hacer más conocido en el ámbito laboral el perfil de quienes estudian en nuestra Escuela”, explica.

Según la Directora Marcela Puentes, el interés de los postulantes para inclinarse por Obstetricia y Neonatología UDP pasa, también, por el valor agregado que entrega a la Escuela a quienes se forman en ella. “Creo que el sello diferenciador de nuestras egresadas, con respecto a las de otras universidades, radica en esa mirada de la salud en su totalidad, como un ser humano integral, donde es muy importante la parte científica, pero también son muy importantes las habilidades sociales y blandas, que se van trabajando a lo largo de la carrera. Por otra parte, hay una mirada profunda de la gestión en salud, presente en la malla curricular, que también da la posibilidad de conocer la matronería desde un punto de vista no sólo desde el trabajo clínico, de parto, al que tradicionalmente se nos asocia. Dado los cambios sociales y demográficos de nuestra población, desde hace algunos años ya la matronería busca abarcar -y esta Escuela así lo ha entendido- el ciclo de vida completo de la mujer, incluso incluyendo al hombre en todo lo que se refiere a la salud sexual y reproductiva. Entonces, es una mirada mucho más integral de la persona”, puntualiza.

Pese al interés de los postulantes por la carrera, los cupos ofertados en la UDP son más bien acotados en relación a otras instituciones, debido a que -para la máxima autoridad de este programa de estudios de la FACSyO UDP- la idea es garantizar calidad en la formación académica del futuro profesional, asegurando a cada postulante acceso a educación y práctica. “De alguna forma, nosotros nos debemos responsabilizar de esta realidad que ofrecemos y, al final, garantizar su cumplimiento con ciertos parámetros”, concluye.

Mat. Marcela Puentes, Directora de la Escuela de Obstetricia y Neonatología UDP.