Estudiantes visten por primera vez tradicional uniforme rojo y blanco

Son 63 y acaban de iniciar el segundo año académico en la Escuela de Obstetricia y Neonatología UDP, aprontándose –también- a comenzar sus actividades clínicas para atender pacientes.

“Prometo ser fiel a la dignidad y responsabilidades que representa el uniforme con que hoy somos investidos. / Prometo honrarlo a través de mi actuar, basado en el respeto a las personas y al sentido social superior de mi misión como estudiante de la carrera de Obstetricia y Neonatología. / Prometo representar siempre de la mejor forma posible a mi Escuela y a mi Universidad”.

Estas fueron las palabras del juramento que los 63 estudiantes de 2° año de la Escuela de Obstetricia y Neonatología de la Facultad de Salud y Odontología de la Universidad Diego Portales (UDP) pronunciaron al unísono, guiados por la Mat. Mimy Mayol, Directora de la mencionada Escuela, en la Ceremonia de Investidura que tuvo lugar el pasado viernes 8, en el Auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra.

La primera en intervenir fue la Decana Yasna Carrión, quien resaltó el simbolismo y trascendencia que tiene el hecho de portar un uniforme en el sentido de la responsabilidad profesional, social y ética que conlleva. “Al usar este uniforme, ustedes se van a dar cuenta de que les conferirá ciertos privilegios y autoridad, especialmente con los pacientes. Por lo tanto, estar investido -que es lo que ocurre hoy- significa llevar el uniforme que identifica a su Escuela, pero también significa responsabilidad, competencias, conocimiento, respeto y humildad. Esto no lo pueden olvidar, porque la gente, al verlos investidos, los tratará de una manera diferente, otorgándoles cierto poder que hay que saber usar”, sostuvo.

En tanto, la Directora Mat. Mimy Mayol destacó el compromiso de los estudiantes con la carrera y el paso importante que dan en una larga trayectoria de formación académica. “Esta Ceremonia de Investidura está marcada de símbolos, permitiendo que, antes de que el estudiante tome contacto con los pacientes en esta primera práctica curricular, se vincule con los aspectos valóricos que lo acompañarán a lo largo de toda su formación profesional y su vida laboral. Han logrado la primera meta. Les quedan algunas otras. El esfuerzo para lograrlas es de ustedes. Y nuestra tarea es proporcionarles las condiciones para cumplirlas”, afirmó.

Sobre la trascendencia de este acto, la máxima autoridad de la Escuela de Obstetricia y Neonatología UDP manifestó que “marca el inicio de las experiencias clínicas, instancia que sabemos marcará el desarrollo de su formación personal y profesional. Por esto es que les pedimos ser muy responsables en su actuar, con una clara convicción ética, ya que nuestra profesión es fundamental para la salud de este país, con la tarea esencial de acompañar, proteger y cuidar permanentemente a las mujeres y a sus familias”.

“Cuando uno decide qué carrera estudiar y descubre su vocación, ésta no se define por completo hasta que realmente ejercemos dicha labor. Vestir un uniforme de matrona o matrón es un compromiso que adquieren no solamente por el día de hoy, sino para toda la vida. Es un compromiso con la población, con la profesión y con ustedes mismos, porque la gente los comenzará a reconocer como personal de salud y específicamente como matronas y matrones”, enfatizó la Mat. Mimy Mayol.

La Presidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Obstetricia y Neonatología (CEON), Daniela Velásquez, también se dirigió a los 63 estudiantes, anticipándoles próximas vivencias: “Probablemente sentirán nervios, ansiedad o temor, lo cual es totalmente comprensible y es parte de este proceso, ya que están a días de ingresar a una nueva etapa en la que deberán demostrar que son jóvenes comprometidos con la profesión y con su Casa de Estudios, pero sobre todo con los usuarios, quienes depositarán su confianza en ustedes. Por eso, deben brindarles el cuidado y atención que requieran, poniendo lo mejor de cada uno de ustedes”.

Según la dirigente estudiantil, “en esta linda profesión estaremos a cargo y seremos responsables no sólo de una vida, sino de dos, y ambas necesitan de nuestro cuidado, apoyo, conocimiento y atención. Estos años académicos nos entregarán una base sólida, con principios y valores, con el fin de poder brindar una atención en salud integral y de calidad, para lo que deberemos seguir aprendiendo y perfeccionándonos a fin de realizar nuestra labor exitosamente”, afirmó.

A continuación, los 63 estudiantes recibieron regalos que fueron entregados por la Decana Yasna Carrión y por docentes de la Escuela de Obstetricia y Neonatología UDP: Directora Mat. Mimy Mayol; Mat. Daniela Tupper, Secretaria de Estudios; Mat. Eduardo Lillo, Secretario Académico (I); Mat. Mariana Gallardo; Mat. Jesús Fernández; y Mat. Gloria Contreras.

El acto –en el que también participaron familiares-  concluyó con la proyección de un diaporama con algunos de los momentos importantes dentro de la convivencia universitaria.