¿Es compleja la transición de la etapa preclínica a la clínica?

Diferentes causas contribuirían a que los estudiantes experimenten dificultades en esta etapa, según una investigación de cuatro docentes de la Escuela de Odontología UDP publicada recientemente en España.

Es una condición común que se produzca una brecha para los estudiantes en el paso de los ambientes simulados en el Laboratorio de Fantomas a la atención de pacientes reales en la Clínica Odontológica, cuatro profesores de la Escuela de Odontología UDP –los doctores Macarena Venegas, Giorgina Ferri, Mildred Ortiz y Bruno Verdugo- desarrollaron en 2014 una investigación para saber cuánto de cierto había en dicha apreciación y las causas que la sustentaban.

Dra. Giorgina Ferry y Dra. Macarena Venegas.

Dra. Giorgina Ferry y Dra. Macarena Venegas.

“Siempre se nos ha dicho que existe una brecha entre la etapa cuando los estudiantes están en el preclínico, en 2° y 3° año, practicando con simuladores, y luego pasan a trabajar con pacientes reales en 4° año. Nos interesa disminuir y mejorar esa brecha, que, pese a ser un fenómeno natural que se da en todas las carreas de odontología y medicina, genera inevitablemente estrés. Por eso, la idea del artículo era determinar qué elementos pudieran influir sobre ella”, sostiene la Dra. Macarena Venegas, docente de la asignatura de Preclínico y Biomateriales Dentales (PCBMD).

Idea que refuerza su colega, la Dra. Giorgina Ferri: “Los profesores de la asignatura de Clínica del Adulto (CA), en 4° año, nos comentaban que había falencias desde el preclínico, pese a que a los estudiantes se les entregan las herramientas. Y dijimos: ‘Si ellos nos dicen que tenemos este problema, indaguemos para ver qué es lo que pudiera estar faltando”.

Portada del artículo publicado en la revista española.

Portada del artículo publicado en la revista española.

Así nació esta investigación estructurada en una etapa cuantitativa y en otra cualitativa, involucrando la participación de 18 docentes y de 120 estudiantes, de 2° a 5° años. Primero, se estructuraron cuatro grupos focales, tres de ellos con estudiantes sólo de 4° y 5° año y otro con profesores de las asignaturas de PCBMD y de CA. A partir de sus respuestas, se diseñaron cuestionarios para la etapa siguiente.

A partir de los datos obtenidos, se estableció que la mayoría de los estudiantes de la asignatura de 2° año expresa conformidad con la entrega oportuna de los contenidos teóricos, a diferencia de lo que ocurre con quienes cursan la asignatura de 4° año. Del mismo modo, evidenció que los profesores de PCBMD conocen mejor los contenidos del programa de sus homólogos de CA, lo que no sucede al revés. Respecto de los docentes de esta última asignatura, manifiestan frustración en cuanto a sus expectativas sobre las competencias de los estudiantes provenientes de PCBMD, de quienes se espera la realización exitosa de tratamientos de complejidad baja y mediana. Por su parte, los docentes de PCBMD asumen que, al concluir la asignatura, los estudiantes tendrán un nivel de principiante.

Para revertir dicho diagnóstico, los autores del artículo –que se publicó en octubre pasado, en la revista española de la Fundación Educación Médica, donde ya en 2015 debutaron con otro tema las doctoras Venegas y Ortiz, aquella vez en coautoría con la Dra. Mónica Espinoza- plantean la necesidad de potenciar el diálogo académico, creando instancias periódicas de encuentro. “Deberíamos estar más alineados a nivel de profesores y de contenidos para que esta distorsión no se produzca, porque quizás desde el preclínico nosotros vemos las cosas de una manera, mientras que en clínica se ven desde otro ángulo”, sostiene la Dra. Venegas. Por su parte, la Dra. Ferri expresa: “El hecho que las asignaturas estén departamentalizadas dificulta un poco esta conversación entre las asignaturas y la integración. Se hace necesario que conversemos más”.

Articulo de los doctores Macarena Venegas, Giorgina Ferri, Mildred Ortiz y Bruno Verdugo.

ACCEDE A OTROS NÚMEROS DE LA REVISTA ESPAÑOLA DE LA “FUNDACIÓN EDUCACIÓN MÉDICA” EN EL SIGUIENTE LINK:

Revista de la Fundación Educación Médica