Donar con el corazón y no por compromiso

Casi diez años lleva la Escuela de Tecnología Médica UDP promoviendo la campaña de donación de sangre “altruista” en colaboración con diversas instituciones, siendo Mutual de Seguridad la más reciente en incorporarse.

El próximo 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre, fecha en la que en nuestro país vuelven a recordarse las estadísticas que revelan que aún se necesita un 43% más de donadores de sangre para alcanzar el mínimo ideal con el que se cubrirían las necesidades en los centros de salud de todo el país, según el Ministerio de Salud (MINSAL). ¿Cómo lograrlo? Mediante la fidelización de donadores, a los que se llama “altruistas”, pues colaboran con independencia de que necesiten reponer sangre para algún familiar o amigo.

Alineada con dicha cruzada, la Escuela de Tecnología Médica UDP comenzó a gestionar, desde 2009 –a través de la asignatura de Inmunohematología y Banco de Sangre-, diferentes convenios con instituciones como Clínica Santa María y Centro Metropolitano de Sangre y Tejidos, a los que se sumó en 2017 la Mutual de Seguridad. El objetivo es apuntar al público universitario, más sensible y reactivo frente a estos temas.

“A las Facultades van uno o dos tecnólogos médicos de los centros asistenciales mencionados y con los que tenemos convenios. Ellos hacen el proceso de extracción de sangre y la entrevista que permite ver si la sangre que se dona es segura o no, independiente de las pruebas que se hacen a las unidades para corroborarlo. En general, cada donante debe ser mayor de edad, pesar más de 50 kilos, no tener enfermedades transmisibles y gozar de buena salud. Tiene que asistir con la cedula de identidad, luego llena una ficha, se le hace un examen físico y, finalmente, pasa a la extracción”, comenta la TM Katia Fernández, Coordinadora de Campos Clínicos de la Escuela de Tecnología Médica UDP.

Sobre las razones de privilegiar al donador altruista focalizado en la universidad, el TM Fernando Acuña, Tecnólogo Médico Jefe de Mutual de Seguridad, explica: “Este tipo de donante es más seguro, porque hoy, cuando pedimos donantes de reposición, muchas veces la gente siente presión para devolver la sangre lo que les lleva a ocultar información, lo que para nosotros es relevante, porque se pueden ocultar factores de riesgo que pueden repercutir en una transfusión. En cambio, creo que el estudiante universitario es uno de los donantes más seguros porque no tienen miedo a declarar un factor de riesgo, ya que se acercan de forma desinteresada porque quieren ayudar. Son más honestos que la gente mayor, que tiene más prejuicios y, por ende, nos obliga a indagar mucho más en una entrevista”.

Es por esta misma razón que, según el especialista, el porcentaje de rechazo es menor entre los universitarios, donde alcanza alrededor del 10%, que entre los adultos que donan en los bancos de sangre de los centros hospitalarios, superando el 20%. Cabe hacer notar que, dependiendo del factor, el rechazo puede ser transitorio o definitivo.

Por otro lado, se muestra esperanzado en que a través de la campaña centrada en la población juvenil puedan superarse las cifras que, hasta ahora -y pese a las campañas del MINSAL-, parecen insuficientes. “Nosotros llevamos unos 20 años en los bancos de sangre trabajando en convertir al donante por reposición en un donante altruista. Pero hay un tema cultural. Si aquí no se educa a la ciudadanía desde la enseñanza básica, en lo que es una donación de sangre, difícilmente, cuando ya son adultos, puedes inculcarles un acto solidario. En los países europeos que tienen historia de guerra, el hecho de donar en forma solidaria está incorporado hace tiempo. Por lo tanto, la gente se acerca espontáneamente a realizar la donación en los buses que están dispuestos en las plazas para ese fin. Lo mismo sucede España o en Colombia, donde las carpas están en las calles. Nosotros, en la universidad, tenemos que trabajar previamente en una sensibilización y apoyarnos con profesionales de otras áreas para tener éxito”.

En lo que queda de mayo, hay consideradas tres colectas más: el 22, en la Facultad de Economía y Empresa (Huechuraba); el 24, en la Facultad de Ingeniería y Ciencias; y el  29, en el Edificio de Aulas, con el Centro Metropolitano de Sangre y Tejidos, con Clínica Santa María y con Mutual de Seguridad, respectivamente.

Revisa nuestra página en Facebook/ Búscanos, también, en Instagram/ Álbum completo de fotografías en Flickr.

Fernando Acuña:
“El MINSAL, que representa el mundo público, trabaja con sus propios centros de sangre y el mundo privado, que es de las clínicas o de las mutualidades, como nuestro caso, trabaja con sus propios recursos. El MINSAL tiene centralizado sus centros de producción y dispone de un presupuesto en personal y en infraestructura para realizar estas colectas de sangre. Nosotros, en cambio, cerramos hoy nuestro Banco de Sangre, dejando de atender al donante que acude al hospital, para instalarnos en la universidad ya que no disponemos de un equipo de personal o de infraestructura en forma frecuente para realizar estas colectas de sangre. Por lo tanto, para mí, la gran diferencia entre ambas experiencias es ésa, en el sentido de disponer del recurso humano dedicado y del apoyo de un equipo multidisciplinario. En las campañas, la gente de los bancos de sangre debiese abocarse a la colección de la sangre y a la producción. Pero la difusión y la sensibilización tienen que estar a cargo de periodistas, de publicistas y de asistentes sociales. Y hoy, en Chile, no tenemos incorporado los equipos mutidisciplinarios en los bancos de sangre. Eso, a mi juicio, puede marcar el éxito en las campañas de donación de sangre”.
Agosto (*):
7 y 8, en Facultad de Salud y Odontología (con Centro Metropolitano de Sangre y Tejidos)
14, en Edificio de Aulas (con Mutual de Seguridad)
21, en Facultad de Medicina (con Clínica Santa María)
28, en Facultad de Ciencias Sociales e Historia (con Centro Metropolitano de Sangre y Tejidos)

Octubre (*):
4, en Facultad de Ingeniería y Ciencias (con Centro Metropolitano de Sangre y Tejidos)
10, en Facultad de Psicología (con Clínica Santa María)
24, en Facultad de Economía y Empresa (con Centro Metropolitano de Sangre y Tejidos)

Noviembre (*):
13 y 14, en Facultad de Medicina (con Centro Metropolitano de Sangre y Tejidos)

(*) fechas están programadas desde abril y podrían cambiarse según agenda de cada facultad.

Voluntarios de Mutual de Seguridad, apoyados por Cruz Roja de Chile, participaron en la colecta de sangre de la Facultad de Psicología UDP.

Quienes donan deben cumplir con varios requisitos, existiendo un 10% de rechazo en promedio entre los universitarios.

 

 

 

 

 

 

 

En la Facultad de Ciencias Sociales e Historia será la nueva colecta de sangre, durante la próxima semana y esta vez con el Centro Metropolitano de Sangre y Tejidos.