Voluntariado de Odontología UDP se traslada nuevamente hasta el sur de Chile

Como es tradición, una localidad rural de Puerto Montt albergará durante una semana a los estudiantes y cirujano-dentistas que realizarán diversas acciones en el operativo de salud bucal.

Primero fue Lenca. Luego, Piedra Azul. Y, desde hace un par de temporadas, Las Quemas. Hasta dicha localidad rural cercana a Puerto Montt viajarán, el sábado por la noche, los  25 integrantes del Voluntariado de Odontología UDP, siete de los cuales son cirujano-dentistas egresados del mismo programa; el resto, estudiantes desde 2° a 6° años. Durante una semana, colaborarán en esta actividad que suma a la Vinculación con el Medio de la Escuela de Odontología UDP, regresando a Santiago el domingo 23.

Siguiendo una pauta de trabajo similar a los operativos anteriores, los voluntarios realizarán no sólo prevención y promoción en salud oral -enseñando técnicas de cepillado de dientes y consejería sobre autocuidado-, sino que también darán atención primaria en áreas como odontología restauradora, prótesis, endodoncia, cirugía bucal, odontopediatría y periodoncia. También llevarán consigo un equipo de imagenología para tomar radiografías, en caso de ser necesario.

Una diferencia radica en que, por primera vez, este año participarán dos egresadas UDP que, en la actualidad, cursan un postgrado en el área de endodoncia. “De esta forma, podremos disminuir considerablemente el tiempo en que atendemos a un paciente en esta especialidad. Aparte, podremos hacer también tratamientos de molares, lo cual no está en las competencias del pregrado, debido a que es un procedimiento más complicado”, explica Cristóbal Sepúlveda, estudiante de 6° año y quien ha participado en el voluntariado desde su ingreso en la Escuela.

Otro rasgo singular es que, por primera vez, en el contexto del operativo, a una paciente de Las Quemas se le pudo brindar un tratamiento de implante oseointegrado y con plasma rico en firbina, para lo cual fue imprescindible la ayuda de uno de los egresados portaleanos, quien también es voluntario regular. Esto ocurrió la semana pasada, en Santiago. “Allá no se podía hacer este procedimiento, porque requeríamos de un pabellón de cirugía con el que no contamos. Y la paciente pudo realizarse los exámenes de rigor y trasladarse hasta acá. De lo que sí nos haremos cargo en el lugar es del retiro de las suturas y control, dado que el implante tiene varias fases. De hecho, en seis meses más, o sea en el verano, el implante se integrará al hueso, momento en que nosotros tendremos que rehabilitarlo, poniendo una prótesis fija ahí”, comenta el líder estudiantil del grupo.

Para él, este voluntariado también tiene un sentido especial, ya que es el último en que participará como estudiante, aunque reconoce que -una vez egresado- seguirá vinculado al grupo, del cual alaba su mística y apego al sello UDP . “Recuerdo la primera vez en que participé, donde casi fui más a aprender y a ayudar desde lo que podía hacer, que era muy mínimo en ese entonces. Gracias a todos los años que han pasado, he acumulado experiencia, conozco los procesos y manejo la gestión del voluntariado, lo que me ha servido en el ámbito personal más que en el profesional, en el sentido de darse cuenta de que hay cosas que, en realidad, no son tan importantes como nosotros creemos y de que hay otras, en cambio, que tenemos a nuestro alcance todos los días y no valoramos, que al final son las imprescindibles para nuestro crecimiento”, sostiene.

Respecto de los insumos e instrumental, junto con la alimentación y el transporte, este año nuevamente cuentan con aportes del Decanato de la Facultad de Salud y Odontología, de Clínica Odontológica UDP y del Club de Leones de Puerto Montt, a los que se suman los recursos económicos a través de la cuota que paga cada uno de los voluntarios.

Según pronósticos preliminares, este año deberían atender alrededor de cien pacientes, aunque –según Cristóbal Sepúlveda- el número es lo menos relevante: “Más que fijarnos en la cantidad de pacientes, privilegiamos la variedad de tratamientos que podemos darle. Años atrás, para llegar a más personas, a cada uno le entregábamos un servicio. Después nos dimos cuenta de que no era lo más óptimo, sino que más bien la idea era ofrecer un tratamiento más integral, donde pudiésemos cubrir las necesidades según nuestras propias capacidades”.

De ahí la importancia de contar con los equipos en óptimas condiciones, los cuales este año fueron enviados a mantenimiento por cuenta del Club de Leones de Puerto Montt “para estar 100% operativos cuando nosotros estemos allá”, enfatiza.

Para Cristóbal Sepúlveda, este es el último voluntariado en que participará como estudiante.

Para Cristóbal Sepúlveda, este es el último voluntariado en que participará como estudiante.

Una paciente de Las Quemas viajó a Santiago para someterse a un tratamiento de implante oseointegrado (al centro).

Una paciente de Las Quemas viajó a Santiago para someterse a un tratamiento de implante oseointegrado (al centro).

25 son los voluntarios que se trasladarán hasta Las Quemas, operativo que ya partió en Santiago con la atención a una paciente de dicha localidad de la Décima Región.

25 son los voluntarios que se trasladarán hasta Las Quemas, operativo que ya partió en Santiago con la atención a una paciente de dicha localidad de la Décima Región.

Además de prevención y promoción en salud oral, los voluntarios darán atención primaria en áreas como odontología restauradora, prótesis, endodoncia, cirugía bucal, odontopediatría y periodoncia.

Además de prevención y promoción en salud oral, los voluntarios darán atención primaria en áreas como odontología restauradora, prótesis, endodoncia, cirugía bucal, odontopediatría y periodoncia.