Una de las novedades de este año fue el reemplazo de la tradicional caja de mercadería por una bolsa reutilizable con productos gourmet, ideal para un cóctel previo a la cena de Navidad.