Escuela de Enfermería UDP dicta curso para tutores clínicos

El objetivo es potenciar la relación que se establece entre el docente y el estudiante, en el contexto del aprendizaje que tiene lugar en la práctica clínica, a través de aspectos socioculturales, afectivos y valóricos.

“Formulación clínica en Enfermería: la intersubjetividad como elemento modulador” es el nombre del curso para tutores clínicos organizado en dos jornadas por la Escuela de Enfermería UDP y que hoy culmina con una asistencia muy por debajo de las expectativas, a consecuencia de la reciente paralización del sector público, que afectó por cierto el área de la salud pública.

“Planificamos este curso hace mucho tiempo, y enviamos las invitaciones hace más de un mes a quienes participan directamente en el proceso de formación de nuestros estudiantes en los campos clínicos. Pero no contábamos con este paro nacional, lo que ha hecho que tengamos una asistencia significativamente menor”, sostuvo la EU Pamela Torres, Directora de la Escuela de Enfermería UDP.

EU María Eugenia Rapimán.

Con todo, siguieron adelante porque, en opinión de la mencionada autoridad, se estaba cumpliendo con una expectativa de muchos. “La necesidad se va dando siempre en los procesos de evaluación que hacen los estudiantes al finalizar sus pasantías prácticas. Es un tremendo insumo que nosotros utilizamos para hacer planes remediales o de mejoras, con vistas a una mayor calidad de la formación. Pero también implica un compromiso de parte de la Escuela de Enfermería con los campos clínicos, quienes nos otorgan un lugar para completar este proceso de formación que parte en las aulas y termina en terreno”, sostuvo la Directora. En el mismo sentido se pronunció la EU María Eugenia Rapimán, quien conforma el equipo docente junto con a la EU Gladys Lucero. “Este curso surgió el año pasado, en el marco del proceso de autoevaluación/ plan de mejoramiento de la carrera de Enfermería”, afirmó.

Para la EU Pamela Torres, era necesario integrar la dimensión emocional a la cognitiva para potenciar el aprendizaje, considerando el cambio de paradigma del estudiante que hoy realiza una pasantía clínica, transformándose así en el objetivo central del curso que culminó hoy. “Tomamos en cuenta lo cognitivo en un estudiante, que es la preparación fuerte que dan las casas de estudios, pero integrando el componente emocional, por su protagonismo dentro de un proceso de aprendizaje, confabulando para que el tutor clínico tenga una mejor llegada y un mejor entendimiento con el estudiante”, destacó.

Mirada compartida también por la EU María Eugenia Rapimán, quien expresó que “nuestro interés es que cada profesional tutor desarrolle y/o potencie estrategias que redunden en provecho del aprendizaje significativo -integración de teoría y práctica- del estudiante de Enfermería, en el ámbito clínico”.

interior-gladys

EU Gladys Lucero.

Por su parte, la EU Gladys Lucero hizo notar otro aspecto. “A través de una lectura reflexiva y evidencia científica se contribuye, además, a comprender que en la actualidad el tutor es sólo un facilitador del proceso de enseñanza/ aprendizaje, en el cual el estudiante adquiere un rol más activo”, manifestó.

Sobre la factibilidad de una nueva versión de este mismo curso, la Directora de la Escuela de Enfermería UDP adelantó que la idea es impartirlo -al menos- una vez por semestre a partir del próximo año. “Así, gracias a estas actividades de extensión con los campos clínicos, robustecemos también la relación docente asistencial que es uno de los indicadores que se observa en los procesos de acreditación”, puntualizó.

 

“La carrera de Enfermería, al igual que otras del ámbito de la salud, se caracteriza por ser eminentemente práctica, requiere de un quehacer fundamentado. Y es en el ámbito clínico donde el estudiante tiene la posibilidad de integrar teoría y práctica, con esto fundamentar su praxis.
Para ello, se hace imprescindible promocionar el desarrollo de sus talentos no sólo cognoscitivos sino también emocionales. De ahí que el curso ofrece una revisión de aspectos que subyacen a la interrelación docente-estudiante, en el ámbito de la práctica clínica, y revisa el contexto sociocultural, socioafectivo y valórico de la interrelación. Nuestro interés es que cada profesional tutor desarrolle y/o potencie estrategias en pro del aprendizaje significativo -integración de teoría y práctica- del estudiante de Enfermería, en el ámbito clínico”.
EU María Eugenia Rapimán
“Primero que todo, el tutor que realice este curso va a lograr establecer un mejor vínculo con el estudiante porque tiene el conocimiento y las herramientas requeridas para ejercer docencia clínica. La relación que se establece entre tutor y estudiante se beneficia principalmente por la comunicación y confianza, que son indispensables para la salud mental del estudiante. Por otro lado, existirá un mayor compromiso de parte del tutor clínico por enseñar, considerando las fortalezas y debilidades que los estudiantes tienen al momento de realizar su experiencia clínica. Otro aspecto importante es que el estudiante disminuirá la ansiedad, angustia y temor que se generan al estar a cargo de un tutor clínico externo, principalmente porque este tutor tendrá una capacitación previa para realizar eficazmente la docencia clínica”.
EU Gladys Lucero