Conferencia sobre rehabilitación maxilar

Considerado un experto en la materia, el Dr. Jaime Lozada ofreció una conferencia para actualizar conocimientos en el contexto del Diplomado de Periodoncia e Implantes Dentales UDP.

Su nombre deriva de la palabra latina “antrum”, que quiere decir caverna. Porque el seno maxilar es precisamente eso: una cavidad de forma piramidal, que se encuentra en el cráneo y delimitada por hueso, recubierta de mucosa y con una capacidad de 15 ml. Dentro de sus funciones, ayuda a temperar el aire que respiramos y amortiza, además, el peso facial.

Sobre este tema, en el contexto del postgrado de Especialidad en Periodoncia e Implantes Dentales -que imparte la Escuela de Odontología perteneciente a la Facultad de Salud y Odontología de la Universidad Diego Portales (UDP)-, se desarrolló la conferencia “Seno maxilar, estado de arte”, del Dr. Jaime Lozada, Director del Programa de Implantes de Loma Linda University (California, Estados Unidos).

Visita que el Dr. Héctor Norero, Director del mencionado programa de la Escuela de Odontología UDP, subrayó de manera especial “debido a que el Dr. Lozada es uno de los referentes en implantología en el mundo, razón por la cual está en todos los podios de los grandes congresos sobre esta materia”.

Dado dichos antecedentes, al Director del Diploma en Periodoncia e Implantes Dentales UDP no le resultó sorprendente la nutrida concurrencia de odontólogos en la conferencia, provenientes tanto de Santiago como regiones, dado los contenidos que se abordaron. “El Dr. Lozada hizo una actualización de todos los aspectos involucrados en la rehabilitación en el sector maxilar superior posterior, con una puesta al día de nivel mundial”.

En tanto, el Dr. Jaime Lozada se refirió en primeramente a los antecedentes históricos sobre las técnicas de injertos e implantes en el seno maxilar, iniciadas a fines de los años 70 por el Dr. Hilt Tatum, en Estados Unidos -y enriquecidas posteriormente con aportes de otros expertos, como el Dr. Pascal Valentini-, para detenerse luego en la evolución de los materiales usados en dichas intervenciones. A su juicio, “los biomateriales han significado el avance principal en la técnica de los injertos, porque aceleran el proceso de cicatrización y aportan más calidad al hueso que se coloca”. En último término, describió las diversas técnicas vigentes para intervenir el seno maxilar, resaltando los aspectos más novedosos de cada una.

Tema que el Director del Programa de Implantes de Loma Linda University abordó en detalle, sin dejar de lado la importancia del seno maxilar en la implantología: “Al perder dientes, el seno desciende, se neumatiza, entonces no se pueden colocar implantes. Sin embargo, al devolver el seno a su posición normal -y colocando un injerto de hueso ahí- ya nos puede dar el grosor de hueso necesario para colocar implantes y poder rehabilitarlos. Por eso, es muy importante que, cuando los pacientes pierden dientes posteriores, por lo menos permanezca su nivel de hueso, ya sea con técnicas o por sí solo, para poder colocar implantes”.

Asimismo, y a la luz de los avances tecnológicos en esta materia, comentó el impacto para los pacientes de estos avances, enfatizando que “en cuanto a la pérdida de hueso en la región anterior, obviamente es un beneficio estético inmediato. En cambio, en el seno maxilar, en el sector posterior superior, lo importante es recuperar la función. Entonces, son beneficios de dos tipos: funcional y estético”, subrayó el coautor de “Técnica de elevación sinusal”, uno de los muchos que ha publicado sobre estas materias.

A esta conferencia –que tuvo su contraparte práctica en el Taller de Anatomía, del Campus Ejército 141, el mismo día en la tarde-, se adiciona la del Dr. Antonio Llorente, de España, el próximo miércoles 17 de agosto.