Chile trata de frenar la curva de contagios del Covid-19

COMPARTIR

Dennisse Brito - Diario de Cuyo

19 / 06 / 2020

La pandemia del coronavirus sigue imparable en Chile pese a que el país acaba de cumplir tres meses bajo estado de excepción, que regirá por otros 90 días para intentar frenar la curva de contagios, que ya han afectado a más del 1,1 % de sus 19 millones de habitantes.

Los expertos aún no vislumbran en el horizonte el pico de la transmisión de la Covid-19 y la cuarentena obligatoria que rige desde hace un mes en la región Metropolitana, donde se ubica Santiago, el principal foco de infecciones, no ha logrado hasta la fecha reducir los nuevos casos.

Con más de 216.000 contagios desde que el pasado 3 de marzo se conformara el primer caso, y ante unas infructuosas cuarentenas, algunas voces apuntan a ir más allá y sumir a la capital del país y su zona conurbana en una “hibernación” que restrinja aún más los movimientos.

El nuevo ministro de Salud, Enrique Paris, se ha mostrado abierto a estudiar otras posibilidades y las analizará junto al presidente Sebastián Piñera, quien pese a querer conjugar la salvaguarda de la salud con una paralización sólo parcial del país ha tenido que ir endureciendo las medidas en estos tres meses ante el avance del virus, que tiene ahora a Chile como la tercera nación de América latina con más contagios.

Estos puntos ilustran el difícil momento que atraviesa Chile en medio de la crisis sanitaria:

  • Los fallecidos por coronavirus rozan los 3.400, con un récord diario de 231, muy por encima de los 30 que se registraban hace un mes, cuando el presidente Sebastián Piñera decidió confinar a los más de 7 millones de residentes de la región Metropolitana. Con los contagios subiendo vertiginosamente las últimas semanas, Chile ya figura como uno de los países con más casos positivos por millón de personas, según datos de la Universidad de Oxford.
  • El presidente Piñera decidió el pasado lunes prorrogar 90 días más el estado de excepción, una medida que le permite limitar el tránsito, prohibir las reuniones en espacios públicos y establecer cuarentenas o toques de queda.
  • Las “cuarentenas selectivas” que el Gobierno aplicó los primeros dos meses de pandemia, cuando todavía descartaba confinar todo el territorio o la región Metropolitana entera y lo hacía por barrios, quedaron en entredicho con la explosión de los contagios a principios de mayo.
  • “Las cuarentenas dinámicas no tuvieron los resultados esperados, las personas no tomaron conciencia de los cuidados y de no salir de sus casas”, dijo Dennisse Brito, experta en Salud Pública de la Universidad Diego Portales.
  • El impacto positivo del confinamiento en los barrios acaudalados del Este de la capital no ha tenido réplica en las comunas vulnerables del sur, donde la pobreza y el hacinamiento son una realidad. El tema es generar las condiciones sociales (…) apropiadas para cada población, muy de la mano con el nivel local. Sin duda el paquete de medidas sociales es clave, pero se ha demorado mucho.
  • Tras las críticas por el reiterado incumplimiento de la cuarentena en la capital, donde no se han visto las grandes avenidas vacías, el “think tank” chileno Espacio Público propuso el martes último que la capital se sume en una “hibernación”. “La única posibilidad de terminar con esta situación angustiosa, origen de la mayor parte de las defunciones del país, es reducir franca y decididamente la movilidad en la ciudad”, reza el informe.