Revista “Salud Portaleana” cumple 4 años de vida

Jornadas con expositores destacados en cada tema, colaboraciones provenientes de más carreras de la UDP, y la entrega en formatos impreso y digital, son algunos de los logros en su trayectoria.

A los 5 integrantes originales del equipo editorial de la revista “Salud Portaleana”, provenientes de las carreras de Enfermería, Medicina, Psicología, Periodismo y Diseño Gráfico, se han incorporado a la fecha más colaboradores de Tecnología Médica, Odontología, Literatura Creativa, Obstetricia y Neonatología, Sociología y, recientemente, Ciencia Política. Según Belén Moraga, editora desde sus inicios de esta revista de circulación semestral, de la mano con este incremento y pluralidad de aportes, se ha dado también “una estrechez en los lazos de compañerismo y amistad”.

Por cierto, en opinión de la estudiante de 4° año de la Escuela de Enfermería UDP, este escenario suscitó nuevos desafíos: “Cada nueva edición conlleva una mayor prolijidad, ya que contamos con más conocimientos de diferentes disciplinas, con un acabado más detallista, sumado también a que recepcionamos siempre todos los comentarios y sugerencias para mejorar que nos dan nuestros y nuestras compañeras”, afirma.

Entre los logros más significativos a lo largo de 4 años de trayectoria, Belén Moraga destaca: “Para nosotros, los eventos son plataformas que impulsan el concepto de la revista, sociabilizan el nombre y nos permiten mostrar nuestro trabajo. De hecho, las jornadas están relacionadas con los temas centrales de cada edición, como el Foro de Enfermedades de Alto Costo en la Ley Ricarte Soto o la más reciente Jornada de Actualización en Vacunas. En ellas, hemos contado con la presencia de expositores que han trabajado y continúan trabajando en el epicentro de las temáticas, profesionales muy integrales desde las diferentes áreas del Servicio de Salud Metropolitano, fundaciones, centros de estudios y hasta del Ministerio de Salud de Chile (MINSAL). Y, también, la consolidación institucional como revista, gestionada sólo por estudiantes, pero siempre bajo el alero de la universidad, es otro logro importante”.

Orientada a toda la comunidad universitaria –académicos, estudiantes y funcionarios administrativos-, la revista se encuentra disponible hoy en formato impreso y en versión digital. Desde 2016, forma parte del catálogo en línea de la Biblioteca Nicanor Parra, por lo que cualquiera puede llevarse un ejemplar en préstamo, de la misma forma que un libro. Asimismo, se puede acceder a los contenidos desde la base de datos de la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología (CONICYT), entidad que reconoció a la revista como fuente bibliográfica en el buscador de trabajos científicos oficial para los investigadores.

En cuanto al próximo número, que debería entrar en circulación a fines de julio, el equipo editorial ya está trabajando en el diseño y en los artículos. Al respecto, Belén Moraga adelanta: “Abordaremos la problemática relacionada con la situación nacional del VIH desde los puntos de vista que consideramos necesarios para la comunidad portaleana, como son formas de diagnóstico ofrecidos por la red sanitaria, test rápidos, transmisión vertical en el embarazo y decretos emitidos en la comisión de salud para las modificaciones de la política vigente en VIH, entre otros”.

La fecha del aniversario se celebra cada 10 de junio porque ese día, pero del año 2015, Belén Moraga y Alejandra Moreno –quien realiza por estos días su internado de 7° año, de Medicina- se adjudicaron el fondo concursable de Bienestar Estudiantil UDP, comenzando a armar de inmediato el calendario de actividades del que, por entonces, era sólo un proyecto editorial.

Consolidación:
“La consolidación institucional como revista implica un reconocimiento e integración mayor por parte de la UDP -entendiéndola como un medio relevante, vinculante con el medio, de aprendizaje en el pregrado-, la cual aumenta progresivamente conforme pasa el tiempo y muestra a la revista como parte del tejido académico de esta casa de estudios. Esta solidez se continúa trabajando, aún estamos en vías de lograrlo, ya que queremos tramitar nuestra personalidad jurídica para decidir si continuar como fundación, centro de estudios u otra figura legal”.

Aportes:
“Luego de haber cursado las asignaturas de investigación en mi carrera, me di cuenta con certeza de que la comunidad científica es tremendamente competitiva, por lo que llegar a impactar en ese plano con la revista requiere aún de más tiempo, trabajo y prolijidad. Otro punto que considero un aporte a la comunidad de profesionales sanitarios –más que la comunidad científica en sí misma– se refiere al despliegue de estos eventos, a través de los cuales esperamos informar, actualizar y debatir sobre los temas de salud atingentes. Es un espacio abierto que no todas las universidades poseen, por lo que así impactamos de manera innovadora en la generación de discusión y nuevas ideas”.

“Golpes” noticiosos:
“Las noticias en las que nos hemos vinculado están relacionadas a las agrupaciones y fundaciones afines a nuestros eventos, tales como Equidad, Instituto Res Pública, Enfermedades Lisosomales de Chile, quienes han publicado en sus propias noticias su participación en nuestras jornadas, invitando -a su vez- a leer online nuestra revista. Esperamos seguir interactuando y desarrollando la agenda pública que impulsa el MINSAL, sea a través de una edición completa o de un evento, para así lograr que nuestra revista sea linkeada por ellos como medio noticioso de difusión sanitaria”.

Desafíos:
“Los temas que nos gustaría mejorar siempre se refieren a la rotación de estudiantes en los diferentes comités de trabajo y la obtención de fondos financieros. Con respecto a la rotación de estudiantes, me refiero a contar de manera estable con aportes de las carreras base que conforman el comité de autores, que son todas las carreras presentes en la UDP que realizan los textos de las secciones de difusión sanitaria. Por ejemplo, es triste para nosotras y nosotros no haber abordado, en la última edición de vacunas, el paradigma o el aporte desde la obstetricia, ya que ese equipo -conformado por 4 estudiantes durante el período 2016 – 2017- se encuentra ahora en internado y nos fue imposible generar el recambio para continuar realizando esta sección. Y así con los demás comités (editorial, gráfico y de difusión), ya que -si bien se extiende la convocatoria a toda la comunidad UDP, año a año- no siempre este llamado es acogido por los estudiantes, dejándonos así con algunos comités más débiles que otros. En cuanto al tema de los fondos financieros, continúa siendo un tope, no una limitante, ya que -de una u otra forma- desde la Federación de Estudiantes de la Universidad Diego Portales (FEDEP) o desde la misma UDP nos han aportado recursos para que las ediciones impresas salgan a la luz y estén disponibles para lectura en biblioteca”.

Belén Moraga, estudiante de 4° año de la Escuela de Enfermería UDP y editora de la revista “Salud Portaleana”.

En 4 años, el equipo editorial se ha enriquecido con integrantes provenientes de carreras no sólo del área de la salud, sino también de las ciencias sociales.

 

 

 

 

 

 

Portada del más reciente número de “Salud Portaleada”, dedicado a las vacunas. Próxima edición: VIH.